Todo lo que debes saber para instalar una pista de hielo móvil

Llegado el invierno son más los lugares que disponen de una pista de hielo, estas pueden ser móviles y sólo para las temporadas necesarias. Dentro de los requerimientos básicos para la instalación de una pista de hielo, encontramos que se debe contar con un piso firme, compacto y que esté nivelado. Cuando el piso no está nivelado se debe colocar una plataforma para lograr una superficie homogénea y horizontal. Se necesita una buena conexión a la red eléctrica para alimentar la máquina enfriadora, y si no se tiene suficiente potencia en la conexión más cercana, se debe optar por aumentar la potencia con un grupo electrógeno o generador eléctrico, el cual completa la energía necesaria para mantener la pista a la temperatura ideal. Para ello, se puede solicitar un aumento en la potencia eléctrica, directamente con el proveedor de la misma, por lo mínimo tres meses antes de la instalación. Es importante recalcar que se requiere un mínimo de 250 A/fase para dicho propósito.

La conexión a una toma de agua debe estar cercana a la pista para el suministro y creación del hielo. Las pistas de hielo pueden ajustarse a todo tipo de necesidades, pero procurando que la instalación de la misma se ajuste al espacio donde estará. Las grandes ciudades crean pistas más grandes, para satisfacer la demanda de visitantes en menor cantidad de recorrido.

Las pistas más pequeñas pueden tener 10×20 metros, y las grandes no tienen límite, pero lo que se debe tomar en cuenta es que, mientras más grande la pista, más grande será el consumo de agua y energía. Quienes se encargan de instalar y manejar las pistas de hielo son los que colocan el límite de personas que pueden patinar simultáneamente, para ello emplean una regla que consiste en 1 patinador por cada 4 metros cuadrado. Por ejemplo, una pista de 15×30 metros tiene capacidad de 110-120 personas al mismo tiempo. Éstas pistas se pueden instalar en un sólo día, y dependerá del tamaño de la misma.

Para generar la capa de hielo necesaria, se requieren 2 o 3 días dependiendo de las condiciones climaticas, además de considerar si la misma se encuentra a la intemperie o en un recinto cerrado. El grosor más utilizado en estas pistas es de 3 pulgadas o unos 7-8 cm. Cuando son más finas en grosor se tiene el riesgo de provocar fracturas en el hielo, por otro lado, un grosor mucho más ámplio consume más energía de la máquina enfriadora, lo que puede provocar deficiencia en la congelación en la capa exterior, generando charcos de agua.

El consumo eléctrico se relaciona con la potencia frigorífica que requiere la máquina enfriadora, la cual mantiene la pista congelada. La potencia de las máquinas enfriadores puede ir desde los 200 kw hasta los 1500 kw o más. Para calcular aproximadamente cuál es el consumo eléctrico, es necesario consultar con un profesional para garantizar un mejor resultado y rendimiento. Para el consumo de agua, se consideran unos 57 litros por metro cuadrado, con lo cuál se genera una capa de hielo uniforme de 8 cm para disfrutar tranquilamente del patinado.

Leave a Reply